La Licenciatura en Salud Intercultural surge como una posible solución en materia de salud pública dado el déficit en adecuaciones culturales para con los miembros de los pueblos originarios, regionales, rurales y asentamientos marginal urbanos.

Esta nueva propuesta se basa en diferentes métodos entre los que se encuentran:

Las prácticas de salud tradicional o ancestral mesoamericanas, tales como herbolaria, masajes curativos y baños termales, temascal, entre otros.

Las prácticas de salud alternativa o complementaria ya popularizada en grandes sectores de nuestra población, como lo es la acupuntura.

Las prácticas de salud modernas más utilizadas en los medios rurales y populares, como son las urgencias por lesiones y accidentes con instrumentos de labranza, o intoxicaciones con agroquímicos, entre otras.

Objetivo

Formar profesionistas con un alto sentido ético, con habilidades y conocimientos que coadyuven en la solución del déficit de atención y de la problemática de salud pública, social y comunitaria de las regiones indígenas, rurales y marginal urbana, a través de prácticas de salud preventiva y holística tendientes a la plenitud biopsicosocial de la población que atiendan.